Mi boda parte II

Como ya os adelanté en el primer post, el picoteo se hizo en el mismo jardín que la ceremonia.

Apostamos por mesas altas tipo coctel, además de algunas bajas, con manteles de tela de saco, y un chill out que reutilizamos mas tarde en la zona de baile. Todas ellas decoradas con un vasito o una botella de cristal, por mesa,  forrado con encaje y flores tipo paniculata y margaritas  buscando un centro de mesa pequeño y simple.

Una vez casados, tu marido ha tenido tiempo de saludar al llegar, pero para la novia es el primer contacto que tiene con los invitados; suele ser un momento un poco estresante: quieres saludar a todos, brindar y dedicar un ratito de charla con cada un@, según el vestido que lleves, pesa, en nuestro caso salió el sol y dijo “aquí estoy yo”….que no panda el cúnico!! Durante el proceso de organización ya preveíamos ésto, así es que se planificó para tener tiempo suficiente de saludar y picar algo sin agobios, “¿por qué estresarse en ese momento entonces? “Pensé yo.. vinito en mano y flotando en una nube disfruté de saludos y fotos…fue maravilloso poder tener reunidos a toda nuestra familia y amigos, pocas veces podremos repetirlo siendo cada uno de una punta del país.

Hicimos una preboda dos dias antes del enlace, cenita y copa ,algo sencillo, así es que con muchos de los invitados ya había tenido la oportunidad de charlar y hasta de pegarme unos bailes.

De fondo musical sonaba una recopilación de éxitos de Paco de Lucía, que creó el ambiente exacto que andaba buscando… ¿qué se puede esperar de este pedazo de guitarrista español que le dio la vuelta a todo y modernizó el concepto de flamenco clásico?…la buena energía fluía de los diferentes grupos de invitados que comenzaron a relacionares entre ellos como si se conocieran de siempre….

Acertamos eligiendo el catering con Goyo, tiene bastante reconocimiento en la zona, muy merecida según nuestra opinión. Estaba todo exquisito,  acompañado de una decoración preciosa y cuidada.

Se mostró siempre flexible en todas nuestras propuestas dándonos todas las facilidades… de 10! Volveríamos a elegirlo sin duda.

Añadimos un sidéreo , esta vez, el guiño ,quisimos tenerlo hacia la tierra de mi marido, es muy asturiano eso de salir de pinchos y «empujarlos» con un  culín de sidra. Recuerdo la primera vez que pasee por «la calle de los vinos» en Oviedo y paramos en diferentes bares a tomar sidra, al estar fresquita entra suave pero ¡ojo! sube antes de que puedas darte cuenta, y aquella noche llegué a casa con tal cebollón que tuve que «sacar el ancla», ya sabéis, esa técnica donde sacas una pierna de la cama para pisar suelo firme y que ésta no se mueva… Dada mi

experiencia preferí ni olerla el día de nuestra boda, pero reconozco que dio mucho juego, algunos de nuestros invitados se animaron a escanciar sidra ellos mismos.

A la hora del picoteo fuimos a lo fácil, no quisimos innovar con degustaciones demasiado originales: estación de ibéricos, estación de quesos y un cortador de jamón , presentados de una forma tan cuidada y estudiada que casi era imposible pasar de largo sin picotear algo.

Estación de arroces, que no podía faltar, soy tan fan del arroz en todas sus versiones, colores y sabores….

Y estación unicamente de tomatitos de foié, en esta ocasión el enamorado de esta comida es mi marido. Yo no estoy muy de acuerdo en la manera de fabricarlo, así es que no lo veía del todo claro. Sin embargo, siendo franca debo citar también que no quedó ni un solo tomatito.

Y diferentes canapés, tanto frios como calientes presentados de lo mas original.

Diseñamos un cuadro de madera con nuestros nombres en el centro y una ranura, para que los invitados pudieran ir escribiendo sus deseos en una pieza en forma de corazón y dejaran caer por la abertura, a modo de libro de firmas. Esta idea la saqué de internet. Me encantó el resultado…

Pasamos al segundo jardín.

Ahora recuerdo,  veo las fotos, y estoy tan orgullosa de lo bonito que nos quedó… elegimos una carpa beduina con pilares de madera. Abierta. Siempre me gustó la idea de un banquete al aire libre…

Sillas color madera vieja y mesas con manteles blancos, buscando un ambiente romántico y sencillo; el toque de color en el centro de mesa , que diseñé tres diferentes ,además del a cristalería de agua en verde.

La única mesa diferente, la principal: rectangular y entera de madera. Adornada con un surtido de vasitos y jarrones con  flores, todo en armonía con el resto.

Sólo en esta mesa decidimos asignarle un sitio a cada uno con su nombre indicado, en las demás preferimos que se sentaran al gusto.

Hablando de mesas, ¡qué difícil organizarlas! Os recomiendo que si os cuesta cuadrarlas ,como fue nuestro caso, elijáis mesas redondas ,siempre se nota mucho menos si en vez de 7 hay 9 o viceversa , haceros con un arsenal de pósit de colores y a echarle ánimo! Jejejej

El otro tema que nos trajo de cabeza fueron los detalles, o me iba a una chorrada, que no valía para nada y de ante mano sabías cual iba a ser su final (la basura) o se me iba al otro extremo, coches deportivos para todos ¡ala, alegría! …si os encontráis en esta misma situación, espero poder daros alguna idea con los detalles que finalmente repartimos nosotros.

Para los hombres pensamos en una réplica del vino que tomamos durante el banquete. La bodega nos personalizó la botella con nuestro logo.

Y para las mujeres, donamos nuestro detalle de boda a la Federación Española de Enfermedades Raras ( FEDER ) ofreciendo como regalo, el trébol de la esperanza, y el cuento de Federito para los niños.

La posibilidad de encontrar un trébol de 4 hojas es 1 entre 10.000 así como pasa con estas enfermedades olvidadas,de ahí el símbolo. Lamentablemente me toca el corazón este tema,en mi familia teníamos una princesa que pertenecía a este pequeño grupo y quisimos tener un guiño hacia ella. Tristemente no pudo asistir al enlace en aquel entonces y desde hace poco partió, espero, a algún lugar mas justo…

Os animo a que le echéis un vistazo si estáis dándole vueltas a los detalles de los invitados, tienen muchas cositas interesantes además de poder contribuir en una buena causa.

Además repartimos kits para todos, en ellos metí : tiritas,toallitas húmeda, imperdible, chicle, piruleta ( para los más jóvenes), muestra de perfume( para los hombres) , brillo de labio ( para las mujeres) y una pastilla para la resaca llamada Actron ( para los que venían a darlo todo) es «mano de santo», aunque cuidado, ayuda ,pero no te hace invencible ,que fue lo que debieron pensar algun@s….

Si algo destacó en nuestro día, fue la cantidad de embarazadas que había, para los futuros papás, encargamos bodis de primera puesta con el mensaje “ yo también estuve en la boda de Alba y Adrián” .

Hicimos nuestra entrada con la canción de Perdido en tus ojos de Don Omar, escogimos ésta porque nos trae muchos recuerdos del comienzo de nuestra relación.

Para el menú, decidimos arriesgarnos con el primer plato ,con el pescado ,quisimos salirnos de lo tradicional y pusimos bacalao negro o Black Cod, este pez es originario del Golfo de Alaska, nada tiene que ver con el bacalao salado, que tan rico preparan en Portugal o nuestras abuelas con salsa de tomate…es un plato japonés, se macera el pescado en una salsa de miso, azúcar y sake, el resultado es delicioso.
De segundo unas milhojas de cordero también exquisitas. Aquí de nuevo tengo que hacer un inciso para quitarme el sombrero con el chef.

Uno de los grandes momentazos de nuestro día fue, cuando mi hija despertó de la siesta;  quisimos darle su momento de protagonismo y se unió a todos al son de “ El ciclo de la vida” del Rey León , su película muy más mejor favorita. Aún lo recuerdo y no puedo evitar emocionarme, cómo se vino arriba a bailar cuando todos coreaban su nombre, más graciosa…

.

.

Nos hicimos con una pantalla grande de Led, les teníamos una sorpresa preparada a nuestros invitados. Con nuestro videógrafo , que pertenece a la empresa  «Visión de Película» ,un profesional donde los haya, con el que entablamos una relación muy especial, preparamos un vídeo durante al año anterior (fue a Málaga y  también a Teverga, de donde somos nosotros, a recopilar material)  y nos hizo un montaje increíble, divertido y muy emotivo que nos hizo llorar a todos, camareros incluidos.

Finalmente para dar por finalizado el banquete no podía faltar un buen bufet de postres, sin duda lo que más éxito tuvo! Que tendrá el dulce que a todos nos vuelve locos.

Durante los postres y cafés hicimos la entrega de los detalles más concretos:

A nuestra abuelas, en símbolo de respeto y admiración, una réplica de mi ramo. El original sería para llevar a mi abuelo al cementerio…Elegimos la canción de «Solamente tú» de mi paisano Pablo Alborán, se puede cantar más bonito??

Para romper un poco con el ambiente tan emotivo ,pasamos a hacer la entrega de la liga y el pañuelo del novio a unos amigos muy especiales, bailando todos al ritmo de «Lady Marmalade» de la banda sonora de Moulin Rouge, la música de este peliculón es de mis favoritas.

Una banda donde se podía leer  “sois los siguientes” repartidas a dos parejas de amigos ( más que meter presión, esta banda parece traer la maldición…) La elección de la música en este caso fue fácil, solo tuvimos que recordar alguna que nos recordara a estas personas: «Sobe Son» de Miami Sound Machine  y Disturbia- Rihanna.

Una última banda para «la soltera y el soltero de oro»  fue un momento muy divertido, la gente se viene arriba con los líos amorosos, incluso les hicimos levantarse y besarse mientras escuchábamos «Happy» canción de Pharrell Williams.

.

.

.

.

Relojes de bolsillos para los padres, esto hizo que mi suegro dejara entrever unas lagrimillas, ¡mi suegro! un ex minero que defiende la idea de “los hombres no lloran”,  hasta ese punto estaban los sientimientos a flor de piel en la sala…En mi caso ,para mi padre ,grabé una dedicatoria en la tapa, donde se podía leer:  “Quizá encontré a mi príncipe, pero tú siempre seguirá siendo mi rey”. Sonaba Alejandro Sanz , que no podía faltar, con su tema » Ese que me dio la vida».

Y colgantes para nuestras madres, muy originales de la marca Letter & U, con circonita y oro blanco o rosa , puedes personalizarlas para que al girarlas se lea lo que tú elijas.  Amaia  Montero le puso música a este momento con su preciosísima canción «Te voy a decir una cosa»

.

Y de repente , suena música de pachangueo, una india y un vaquero entran y nos abordan, poniéndonos a todos en pie a bailar, nos indican que les sigamos y obedecemos al ritmo de la conga…..

Continuará 😛

2018-04-14T17:51:07+00:00

6 Comments

  1. Ana abril 18, 2018 at 9:43 pm - Reply

    Es que….que boda más bonita. Cada vez que la recuerdo me apetece vivirla otra vez. Fue tan genial. Gracias cuñi por brindarnos con algo bonito, emotivo, elegante…etc.. pero lo que se hace con amor sale asi. Muaaakkks

    • albuda abril 20, 2018 at 3:16 pm - Reply

      Muchas gracias cuñi!! ahora estoy deseando que llegue la tuya 😛 (k)

  2. Cristina abril 23, 2018 at 12:19 pm - Reply

    Me encanta!!!!! No tenía pensado cansarme pero me han entrado unas ganas….. 🙂 Y los «Manolos» lo más!! Son mi asignatura pendiente, jejeje. Una boda seguro que para estar con el pañuelo desde el minuto uno!

    • albuda abril 24, 2018 at 9:36 am - Reply

      gracias!!(K)

  3. Cristina abril 29, 2018 at 8:10 pm - Reply

    Puedes volver a casarte??? Veo las fotos de la comida y babeo al recordarla! Y sabes qué recuerdo tengo más fuerte? Que no quería ni ir al baño porque seguro que en el trayecto me perdia algo!! La mejor boda del mundo!

    • albuda mayo 6, 2018 at 8:14 pm - Reply

      OLEEEE 🙂 (K)

Deja un comentario